Suscríbete
José Andrés y la ONG World Central Kitchen IRMA COLLÍN

José Andrés y la ONG World Central Kitchen

Premio Princesa de Asturias 2021 de la Concordia

Convertido en uno de los chefs más reconocidos en todo el mundo, en 2012 José Andrés fundó, tras haber viajado a Haití en 2010 para prestar ayuda humanitaria, la World Central Kitchen (WCK), ONG con la que lleva a cabo diversos proyectos de cooperación con la cocina como elemento central.

FPA

Convertido en uno de los chefs más reconocidos en todo el mundo, en 2012 José Andrés fundó, tras haber viajado a Haití en 2010 para prestar ayuda humanitaria, la World Central Kitchen (WCK), ONG con la que lleva a cabo diversos proyectos de cooperación con la cocina como elemento central. José Andrés y los trabajadores de WCK vuelcan su experiencia en el ámbito gastronómico para desarrollar formas de asistencia humanitaria ejemplar, atenta a ayudar a los más desfavorecidos en las situaciones más extremas, y sirven de catalizadores para la colaboración de agentes de diferentes ámbitos en pos de una sociedad más justa y sostenible.

José Andrés

José Ramón Andrés Puerta nació el 13 de julio de 1969 en Mieres (Asturias, España). Más conocido como José Andrés, fue discípulo de Ferran Adrià a finales de los años ochenta. Desde su llegada a EE. UU. en 1991, ha logrado convertirse en una referencia entre los cocineros de ese país. Propietario de más de veinte restaurantes ha participado en numerosas publicaciones y programas de televisión relacionados con la cocina, contribuyendo así a difundir y popularizar la gastronomía española. En 2020 Time le dedicó la portada de un número especial sobre la amenaza provocada por la pandemia de la COVID-19. En él la revista ensalzó su papel de líder en esta crisis, en particular en EE. UU., y su contribución a la alimentación de los damnificados. Andrés convirtió seis de sus establecimientos, en Washington D. C. y Nueva York, en cocinas comunitarias, y WCK coordinó con varios socios la distribución de alimentos. Es embajador de la Alianza Mundial para Estufas Limpias, liderada por la Fundación de las Naciones Unidas, y su labor se extiende a otras iniciativas, como la Asociación Culinaria Diplomática del Departamento de Estado de EE. UU. o la D. C. Central Kitchen contra el hambre. Ha diseñado cursos para las universidades de Harvard y George Washington. Durante el mandato de Donald Trump, Andrés se mostró muy crítico con la política migratoria de la administración, un asunto que adquirió repercusión mediática internacional.

Nombrado en 2014 Estadounidense Excepcional por el expresidente de Estados Unidos Barack Obama, ha recibido entre otros reconocimientos, los premios Humanitario McCall-Pierpaoli (EE. UU., 2014), Humanitario del Año de la Fundación James Beard (EE. UU., 2018), Julia Child (EE. UU., 2019), American Express Icon (Singapur, 2019), el Gran Premio de la Cultura Gastronómica de la Academia Internacional de Gastronomía (Francia, 2020) y el Basque Culinary World Prize (España, 2020). Fue incluido entre las cien personas más influyentes del mundo en 2012 y 2018 por la revista Time.

World Central Kitchen (WCK)

World Central Kitchen (WCK) utiliza el poder de los alimentos para nutrir a las comunidades y fortalecer las economías en tiempos de crisis y más allá. Desde su fundación en 2010 por el chef José Andrés, WCK ha creado un nuevo modelo para responder a los desastres a través de su trabajo ayudando a las comunidades devastadas a recuperarse y establecer sistemas alimentarios resilientes. WCK ha servido más de 50 millones de comidas frescas a personas afectadas por desastres naturales y otras crisis en todo el mundo en países como Bahamas, Indonesia, Líbano, Mozambique, Venezuela o los Estados Unidos. Los programas de resiliencia de WCK en el Caribe y América Central han formado a cientos de chefs y cocineros escolares, han potenciado las prácticas de cocina limpia y han otorgado subvenciones a granjas, pesquerías y pequeñas empresas alimentarias, al tiempo que brindan oportunidades de formación y para establecer contactos. World Central Kitchen es un equipo de respuesta inmediata que prioriza el suministro de comida (en inglés, food first responders), que se moviliza con la urgencia del momento para llevar comidas a quienes más las necesitan.

Durante la pandemia de COVID-19, WCK activó miles de restaurantes y cocinas para proporcionar más de 40 millones de comidas a comunidades marginadas y vulnerables y profesionales sanitarios en primera línea en más de 400 ciudades en los Estados Unidos y España. WCK sabe que una comida nutritiva en tiempos de crisis es mucho más que un plato de comida: "es esperanza, es dignidad, es una señal de que alguien se preocupa por ti y que no estás solo". Este año, la organización también ha dado apoyo a comunidades afectadas en lugares como Mamuju, Indonesia después del terremoto, San Vicente y las Granadinas después de la erupción del volcán, las fronteras entre Estados Unidos y México y entre Venezuela y Colombia, Gaza después de los ataques aéreos y Miami a la luz del derrumbe del edificio de Surfside.

Este reconocimiento es un honor. Considero que estos premios nunca son a la persona, son premios a nosotros, a la gente. Quién me iba a decir cuando empecé a cocinar a los quince años que lo iba a hacer, no solo para unos pocos a través de los restaurantes, sino que iba a tener la oportunidad de poder dar de comer a muchas personas.

He aprendido mucho desde que, con veintitrés años, empecé a colaborar con la primera ONG, DC Central Kitchen, donde veía que un plato de comida era el comienzo de un mañana mejor. World Central Kitchen se creó con el sentimiento de estar al lado de los olvidados, de los desfavorecidos, de las personas menos privilegiadas que, en huracanes, en desgracias de tipo natural, a veces política, social, eran las personas olvidadas. El hambre está siendo realmente un problema, multiplicado incluso por conflictos bélicos que no tienen ninguna razón de existir. Al final nos hemos dado cuenta de que el futuro de las naciones va a depender de cómo estas se alimenten y de cómo alimentemos a los ciudadanos. Un plato de comida es el comienzo para crear un mundo mejor, hay que creer en mesas más largas y muros más bajos.

Este premio no es solamente a las personas, a las mujeres y hombres de World Central Kitchen, que han estado en mitad de la pandemia dando más de sesenta millones de comidas y respondiendo al mismo tiempo a emergencias provocadas por explosiones de volcanes, incendios... en lugares tan remotos como Beirut o Saint Vincent. Va, no solamente a esas personas que son increíbles, que son mi familia, mis compañeros, más allá de mi familia, va también a todas esas personas, sobre todo a las mujeres, que son la que alimentan a la humanidad.

José Andrés

León (España), 30 de junio de 2021

Nos sentimos verdaderamente honrados de recibir este premio de la Fundación Princesa de Asturias; es un honor ser reconocidos por una institución admirada a nivel mundial por sus contribuciones a la humanidad. Este premio es para todas las personas de todo el mundo que han formado parte del trabajo de WCK, desde nuestros equipos en el terreno hasta los voluntarios que sirven en nuestras cocinas, pasando por las comunidades de todo el mundo, que trabajan para asegurarse de que sus vecinos tengan qué comer en tiempos difíciles. Este reconocimiento nos fortalece para el futuro: sabemos que los desastres siempre están a la vuelta de la esquina, pero también conocemos el poder de la comida y que una comida caliente no solo brinda alimento a los necesitados, sino también dignidad, humanidad y esperanza por un futuro mejor.

Nate Mook

Director general de World Central Kitchen

Londres (Reino Unido), 30 de junio de 2021